Banca Bic S.A.S.

Importancia de pagar el impuesto predial oportunamente.
Asesoria con el Impuesto predial

Importancia de pagar el impuesto predial oportunamente.

El impuesto predial es el impuesto que en nuestro país se impone a los ciudadanos por ser poseedores de una propiedad, ya sea lote, construcción o ambas a la vez. El pago de este impuesto puede hacerse de dos formas: trimestral o anual. La Oficina de Catrasto que se ubica en la Municipalidad, tiene la obligación y el derecho de registrar toda construcción que se encuentre dentro de las delimitaciones que configuren a esta ciudad.

Las construcciones a registrar pueden ser: construcciones nuevas y viejas, remodelaciones, colocación de losas llenas o provisionales, entre otros. A estas construcciones, el Departamento de Catastro asigna, por medio de un avalúo físico, un valor.

En el avalúo se registran todas las construcciones contenidas en el predio, información a partir de la cual el Departamento de Catastro asigna el valor a la construcción con base en su edad, materiales empleados y la conservación de la construcción. Al valor de la construcción le es sumado entonces el valor del terreno, generando así el valor fiscal .

El impuesto predial es un gravamen sobre una propiedad o posesión inmobiliaria. Dicha contribución deben pagarla todos los propietarios de un inmueble, ya sea vivienda, oficina, edificio o local comercial.

Predial

Existe en muchos países y está basado en la idea de que todos aquellos propietarios de un bien inmueble deben aportar una cuota anual al estado en forma de tributo. El cobro de este impuesto es de carácter municipal que se realiza a través de las cajas recaudatorias correspondientes.

Los entes municipales tienen la obligación de realizar actividades con las cuales sea atractivo para que la ciudadanía efectúe el pago del impuesto y no solo sea una obligación más para ellos, es decir, realizar actividades que ayuden a concientizar sobre la importancia del pago de este impuesto.

La problemática que enfrentan los entes municipales, es la falta de recaudación, ya sea, en un primer momento por la falta de cultura o por el simple hecho de que la ciudadanía no considera conveniente su pago.

Consideremos los dos puntos de vista antes descritos:

· La falta de cultura en nosotros los ciudadanos al pago del impuesto predial.

· Los ciudadanos no conocemos los beneficios que se pueden generar a través del pago puntual de nuestros impuestos.

Enfrentar esta problemática se puede atender a través de investigaciones científicas las cuales nos darán como resultados actividades con las que podríamos cambiar los paradigmas a largo plazo y ofertar a la ciudadanía una amplia gama de posibilidades a desarrollar para que tengan la certeza de que el pago oportuno del impuesto predial, permitirá otorgar armas a los municipios para desarrollar actividades económicas que conviertan a los municipios en polos de desarrollo y sea vuelve más viable y su funcional.

Obligatoriedad del pago del impuesto

Por último, es importante mencionar la obligatoriedad del pago del impuesto referido y algunas de las posibles consecuencias de su evasión.

Es por muchos conocidos la gran falta de cultura que sobre el cumplimiento de nuestras obligaciones para el pago de impuestos existe, ya que estamos predispuestos a evadir siempre el pago de éstos. Y para justificarlo pueden esgrimirse argumentos variados y en algunos casos de peso: desde el desconocimiento de la obligación -que por supuesto no exime de ella, la crisis económica que se vive en el país, los altos niveles de corrupción al interior de nuestras instituciones oficiales y sus funcionarios, hasta la exasperante burocracia y la “no simplificación administrativa”….; lo cierto, es que el pago de impuestos es de observancia obligatoria y su evasión tiene consecuencias.

 

Concretamente hablando del pago del impuesto predial, que es el impuesto que aquí nos ocupa; es importante concientizar a la población que en caso de que alguna construcción no manifestada por el propietario sea detectada en campo por las autoridades, ésta será sujeta a sanciones.

La Oficina correspondiente de una Municipalidad se encargará de cobrar la deuda del impuesto predial. Si dicha suma no es cubierta, la Oficina de Ejecución Coactiva enviará al propietario un “requerimiento de pago” que de no ser solventado (pagado) se convertirá en un caso legal, pudiéndose llegar al embargo del bien.

Finalmente, quisiera mencionar que, incluso con todos los inconvenientes que se presentan en nuestro pais, el pago de impuestos es de vital importancia para impulsar el desarrollo del país.

Que podemos y debemos buscar la forma de cambiar la problemática que nos aqueja en torno al pago de contribuciones y la recaudación fiscal es cierto, pero también es cierto que la evasión no es la respuesta real al problema. Es importante que como sociedad despertemos de este estado somnoliento. Que nos ubiquemos en la realidad no buscando soluciones mágicas que a todos los demás, menos a uno, toca concebir y poner en práctica. No permitamos que por unos cuantos o muchos corruptos a quién es cómodo sólo culpar, el país se derrumbe. Avoquémonos a construir y ejercer nuevas fórmulas para impulsar el desarrollo de nuestro país, ayudando todos con un grano de arena para lograr el concreto que fortalecerá la estructura que sostendrá a un país sano.

Ocurre que de un comportamiento percibido por algunos sectores económicos como hostil, poco conciliador y dirigido con exclusividad a la economía formal, se ha comenzado a dar señales de aproximación a la realidad de los contribuyentes y, de instruirlos para que aprendan a tributar correctamente. También, es necesario dar directivas para que modulen la aplicación de sanciones a casos en los que realmente hay un perjuicio fiscal.

Además de las medidas mencionadas, se debe anunciar un próximo cambio en el trato a los contribuyentes, dependiendo de su record histórico de cumplimiento tributario, con comunicaciones y alertas, que en lugar de ser amenazas, se perciban como gestos de ayuda para el adecuado cumplimiento tributario.

Si bien falta aún mucho camino por recorrer, queda claro que el rumbo es el correcto; la administración tributaria debe modificar su temperamento con la finalidad de no ser percibida como un simple cobrador, sino como un aliado del contribuyente honesto.

Por todo ello se hacen necesarias nuevas políticas fiscales que tengan como objetivo incluir en el universo de los contribuyentes -de manera paulatina- al sector informal que hoy en día ni tributa ni es controlado por el Estado.

¿Ud. Considera positivo el balance de la actividad de la administración tributaria en su Localidad?

¿Qué acciones deben proseguir y cuáles se deben enmendar?

Menú de cierre